Con este recurso aprenderás a aplicar un delay o retardo en la aparición de cualquier contenido en Divi, como por ejemplo un botón de compra, un vídeo, una imagen, un texto…

Un ejemplo donde te puedes haber encontrado con este tipo de efectos, el retardo o delay en que se muestra un contenido, es en las páginas de venta, donde al inicio solo se muestra un vídeo de venta que remarca las características y beneficios de un productos o servicio. El vendedor quiere que el visitante preste toda la atención al vídeo para de esta forma prepararlo para la compra. Una vez que el vídeo termina se muestra el botón de compra que ha permanecido oculto durante la reproducción.

El retardo o delay es un efecto muy útil, y no solo para el ejemplo descrito anteriormente.